Festival TCM 2019, día 3

20.05
Diego Soto

Festival TCM 2019, día 3

Nueva York, Sacramento, un Londres distópico y Glasgow. Esas han sido las cuatro últimas ciudades que hemos visitado en la segunda edición del Festival TCM, un certamen en el que hemos rendido homenaje a varias metrópolis de cine desde el mismo corazón de Madrid (la Gran Vía) y del que, muy satisfechos por la respuesta del público, nos despedimos hasta el año que viene.

Al igual que ocurría el sábado, la jornada del domingo se abría con una matiné para toda la familia. Esta vez la película era la entrañable Mi vecino Totoro, de Hayao Miyazaki, un film que llenó la sala 2 del Palacio de la Prensa y que servía de prólogo para las sesiones de la tarde.

 

 

La primera de estas proyecciones era nada menos que Annie Hall, una de las mejores comedias de todos los tiempos. Y, para presentarla, nadie mejor que un experto en el género como Diego San José. Tan experto que, con su ironía habitual, el guionista vasco no tuvo problemas en afirmar que, más que relacionado con la comedia, está “encasillado” en ella. “Me parece muy interesante que hayáis venido un domingo por la tarde con vuestra pareja a ver una película sobre la destrucción del amor”, siguió bromeando San José.

 

 

También era comedia, aunque con diferente tono, la segunda propuesta del programa de ayer: Lady Bird, el debut como directora en solitario de Greta Gerwig. La presentación de la película corrió a cargo de la también directora Inés París, que confesó que había elegido Lady Bird, principalmente, porque su autora era una mujer. “Hemos visto muchas películas sobre el paso de la adolescencia a la edad adulta, pero pocas de ellas protagonizadas por mujeres”, recalcó París, que en su introducción aprovechó para recordar los problemas añadidos que tienen las directoras para sacar adelante sus proyectos.

 

 

Otra mujer, la actriz Lucía Jiménez, fue precisamente la encargada de presentar La naranja mecánica y de ensalzar las virtudes de un título tan icónico como polémico, mientras que el honor de presentar la última película del festival recayó en Javier Fesser, que con su elocuencia habitual calificó a Trainspotting de “obra maestra”. “Es una película que se estrenó cuando estaba a punto de rodar mi ópera prima, El milagro de P. Tinto, y me ayudó mucho a ser valiente. A saber que tienes que apostar por tu propia forma de contar historias, aunque a algunos espectadores les pueda parecer demasiado extrema”, explicó el director de Campeones.

 

 

Con la celebrada adaptación de la novela de Irvine Welsh, por tanto, poníamos fin a tres días de cine en los que, coincidiendo con nuestro 20 aniversario, y con la colaboración de Vodafone, hemos querido volver a sacar muchas de las películas que pueden verse en nuestro canal a la calle. Una ocasión (y aquí citamos textualmente una frase que leíamos en la revista Sofilm y que nos ha encantado) “para celebrar esa labor de la televisión que nunca ha dejado de ser decisiva: la de crear amantes del cine”.

Nos vemos el año que viene. Y, cada día, en vuestro televisor.