Festival TCM 2019, día 2

19.05
Diego Soto

Festival TCM 2019, día 2

“La vida es decepcionante. Lo es con frecuencia”.

La frase es de Cuentos de Tokio, uno de los títulos que proyectábamos en la segunda jornada del Festival TCM, y el director Benito Zambrano, encargado de presentar el film en el Círculo de Bellas Artes, la citaba para resumir la crítica social que impregna el film de Yasujiro Ozu, una película que habla sobre enfermedades tan vigentes en la actualidad como el egoísmo, el abandono de los ancianos, la adicción al trabajo…

 

 

Yendo un poco más allá, y arrimando el ascua a nuestra sardina, nos atrevemos a afirmar que ese desencanto que a veces nos transmite el mundo en el que vivimos es uno de los motivos que (al igual que le sucede a Mia Farrow en La rosa púrpura de El Cairo) nos empuja a ir al cine. A olvidar la realidad y tratar de sustituirla por aquello que se nos ofrece en la gran pantalla de la sala. Con esa aspiración, la de proporcionar 90 o 120 minutos de desconexión y alivio, nos hemos vuelto a embarcar en la aventura del Festival TCM. Y teniendo en cuenta la respuesta que hemos recibido por parte del público en la mayoría de las sesiones esperamos haberlo conseguido.

 

 

Además de con los cinéfilos que nos han acompañado desde el patio de butacas, un día más hemos contado con la imprescindible colaboración de otros entusiastas espectadores que, por una vez, han dejado su asiento para presentarnos y ayudarnos a interpretar algunas de las películas del certamen. Así, además de Benito Zambrano, en las proyecciones del Cine Estudio del Círculo de Bellas Artes (Sección Off) han estado, por ejemplo, Arantxa Etxevarría y Nacho Vigalondo.

 

 

La directora de Carmen y Lola ha presentado Chungking Express, una de las mejores obra de uno de sus cineastas favoritos, Wong Kar-wai. Por su parte, Nacho Vigalondo ha hecho lo propio con One Cut of the Dead en una sesión golfa que servía como adelanto del programa que el director cántabro presentará en TCM a partir del 31 de mayo: Vigalondo Midnight Madness. Ni que decir tiene que la presentación ha sido tan ingeniosa y divertida como lo será el espacio que estrenamos en TCM en breves días.

 

 

A unos pocos cientos de metros Gran Vía arriba, en el Palacio de la Prensa, proyectábamos otras cinco películas, la primera de ellas, Regreso al futuro, en un pase matinal para toda la familia. Después, por la tarde, hemos visto Vacaciones en Roma (definida por el periodista Carlos Marañón como “la comedia romántica que cambió el género”); Vértigo (presentada por la también periodista Begoña Piña); Amores perros (de la que nos ha hablado uno de los cineastas del momento, Rodrigo Sorogoyen) y El exorcista (uno de los films favoritos de Koldo Serra, que ha hecho una introducción rebosante de entusiasmo y de detalles más que interesantes).

 

 

Si, como os proponemos, vosotros también queréis escapar por un día de esa realidad que Ozu encontraba a menudo decepcionante, aún estáis a tiempo. Queda un día de festival y cinco películas en las que refugiarse. Os esperamos.